domingo, 14 de mayo de 2017

Campo base del Everest.

Habiendo estado caminando ya 30 días en este viaje por los senderos nepalíes, aún nos quedaban ganas de comenzar la que quizás sea la más dura pero también la más impresionante de las caminatas del país, la llamada Campo base del Everest. No es simplemente el poder contemplar el monte más alto del mundo, sino las decenas de picos superiores a los 6.000 m que lo acompañan.
.
Comenzamos ruta en Jiri, a donde llegamos tras 8 h 30' de autobús desde Katmandú, a menos de 200 km de distancia cruzanndo montañas una y otra vez, con profundos valles, aldeas, terrazas de cultivo y bosques.
.
Las primeras jornadas caminamos bajo el bosque, cada día que pasa con menor superficie debido a la presión humana.
.
.
Aunque pueda parecer una región remota con escasez de vías, por cada ladera proliferan aldeítas.
.
.
Este es el monasterio de Junbesi.
.
.
Nuntala. En primer término nuestro hotel.
.
El comedor y sala de estar.
.
Calle principal de Buksa. Mulas, no coches.
.
Grandes rodillos de oración en un templo del camino.
.
Más plegarias para mejorar el karma.
.
.
Puentes colgantes en el parque nacional Sagarmatha.
.
Namche Bazaar, a 3.450 m, es la principal población en la región del Solu Khumbu.
.
Por primera vez nos deja el cielo contemplar el Everest. Es el monte del centro, el que desprende las nubes. 8.848 m por encima del nivel del mar.
.
.
La gompa de Tengboche, a 3.900 m. Para visitar su interior debes andar descalzo por su suelo congelado.
.
Pheriche, a 4.200 m.
.
.
El monte nevado del fondo es el Lhotsé, de 8.516 metricos.
.
A 4.000 m los yaks no tienen competencia en el transporte de carga. Las mulas ya hace tiempo que desaparecieron.
.
.
El Pumori con sus 7.000 m nos marca el camino a seguir.
.
Acercándonos al asentamiento de Gorak Shep, donde pasamos noche a 5.160 m, suficiente altura para tener que respirar profundamente.
.
El glaciar del Sagarmatha, más conocido como Everest. A la izquierda se asienta su campo base.
.
Ascendiendo al monte Kala Pattar, de 5.545 m, final de trayecto. ¡Casi tan alto como el Elbrus! Desde aquí retrocederemos sobre nuestros pasos tras 15 días caminando.
.

lunes, 24 de abril de 2017

Conexión Helambu.

Cuando comenzamos la caminata de Helambu, nuestra intención era conectar ésta con la del valle de Langtang. Al llegar al cruce que une ambas en Tharepati, había tanta nieve que nos hizo renunciar a ello al estar los caminos ocultos. Tuvimos que ir hasta Dhunche en autobús para conocer el valle de Langtang y poder intentar unir las dos rutas ahora en dirección contraria, con la esperanza de que un mes después la nieve de haya derretido.
.
Para cruzar los arroyos, puentes que cuelgan decenas de metros sobre sus corrientes.
.
Thulo Syabru, primer poblado del paso entre Langtang y Helambu.
.
.
El refugio en Sing Gompa.
.
Tenemos que subir hasta los 4.600 m, cada día unos cientos de desnivel.
.
Desde Laurebina se pueden ver, además del Langtang Lirung y el Ganesh Himal, ambos de 7.000, al monte Manaslu de más de 8.000 m.
.
.
Estos son dos de los lagos de Gosainkunda, a 4.400 m y donde pasamos una fría noche.
.
Aún más arriba los lagos son placas de hielo.
.
Nos acercamos al paso de Laurebina, de 4.610 m de altitud.
.
Superado el collado aparecen las nubes subiendo por el nuevo valle.
.
Nuestro refugio por encima de las nubes en Tharepati, a la misma altitud que la cima Teide.
.
Aquí su interior.
.
A partir de Tharepati repetimos camino en dirección a Katmandú.
.
Vamos pasando por diferentes estratos de vegetación.
.
Bajando tras superar la última dificultad montañosa, de tan sólo 2.400 m.
.
Al fondo entre las nubes ya adivinamos la presencia de la ciudad de Katmandú.
.

viernes, 14 de abril de 2017

Valle de Langtang.

Tras el intermedio de descanso por el valle de Katmandú, estamos listos para iniciar una nueva caminata. Al norte de la capital hay un valle flanqueado de montañas de hasta 7.000 m que promete paisajes espectaculares. No nos lo pensamos y subimos a un autobús que en 7 horas nos deja en Dhunche, a 120 km de Katmandú y desde donde comenzaremos a caminar.
.
Dhunche desde nuestra pensión.
.
Y aquí se puede ver al fondo después de caminar más de una hora.
.
A lo lejos ya vemos Syabru Besi, destino de hoy. Y poco más de 10 km arriba apreciamos los picos nevados del Tíbet.
.
Nos adentramos en el valle de Langtang a la sombra del bosque.
.
Y según ganamos altura los árboles son más escasos.
.
Algunos utensilios del valle.
.
Rezos acompañando al camino.
.
Esta es la aldea de Langtang a casi 3.500 m de altitud.
.
Nuestra anfitriona y su hija en la pensión de Langtang.
.
Otro pariente y su "guitarra".
.
Y aquí llegamos a Tyanjin Gompa, último asentamiento del valle y a prácticamente 3.900 m. El monte blanco es el Langtang Lirung, de 7.246 m.
.
Más arriba, por encima de los 4.000, caminamos para ver de cerca los glaciares que descienden hacia el valle.
.
Aunque Tyanjin Gompa es la última aldea, aún se puede avanzar unas horas río arriba.
.
A 4.200 m con picos de 6.000 al fondo. El más blanco es la frontera con el Tíbet.
.
Y tras tanto andar, un descanso.
.